En el marco del Estado de Emergencia por los casos de coronavirus en el Perú, el Ministerio de Trabajo aprobó una guía para la aplicación del teletrabajo y así asegurar la continuidad a la actividad productiva para evitar otro tipo de medidas como la suspensión o el cierre de la empresa.

La Resolución Ministerial N° 072-2020-TR, menciona que para aplicar el teletrabajo las empresas deben tener en cuenta la naturaleza de las labores de los trabajadores e identificar y priorizar a los que están considerados en el grupo de riesgo por edad y factores clínicos.

La nueva forma de trabajar en éste escenario de emergencia consiste en la prestación de servicios subordinados de un trabajador que se encuentra físicamente en el lugar de aislamiento domiciliario para minimizar los riesgo de contagio .

El empleador debe promover y garantizar el trabajo seguro para que los empleados presten sus servicios desde su domicilio en un espacio destinado a teletrabajar, éste debe reunir unas condiciones mínimas para garantizar la efectiva prevención de riesgos laborales y el desempeño de la actividad en adecuadas condiciones de salud e higiene.

Hay tres aspectos fundamentales que se debe tomar en cuenta para teletrabajar:

-Los horarios de trabajo.

-El equilibrio personal-profesional.

-Productividad.

 

Con la flexibilidad de horarios; hace difícil definir de qué hora a qué hora se trabaja, lo que puede generar efectos negativos a la salud mental y física sí el trabajador realiza más horas de las permitidas. Se requiere que exista un balance entre la vida personal y la vida profesional.

En cuanto a productividad, los efectos del teletrabajo dependerán de factores como la agilidad de los sistemas de información y comunicación de la empresa, la cultura corporativa, y la capacidad de los supervisores de apoyar al trabajador.

Éste cambio acelerado del paradigma laboral ha hecho a muchas empresas adaptarse en un abrir y cerrar de ojos a las nuevas tecnologías de la información y comunicación;

Según las nuevas disposiciones del gobierno, las jornadas de teletrabajo no podrán exceder las 8 horas diarias o 48 horas semanales, la distribución de las horas en el día deber ser flexible.  La jornada ordinaria que se aplica al trabajo remoto es la pactada con el empleador antes de iniciar dicha modalidad o la que hubieran convenido con ocasión de ésta, sin exceder los límites máximos previstos constitucionalmente; posterior a ello considero debe aplicarse una desconexión digital.

La desconexión digital

Es un derecho que aún carece de regulación en Perú que consiste en la obligación que tienen los empleadores de respetar el descanso de los empleados, esto quiere decir que los empleados no tendrán la obligación de conectarse al correo electrónico, el móvil o cualquier otro dispositivo en los periodos de vacaciones o tras finalizar la jornada laboral diaria y aplicado al teletrabajo no deberán conectarse después de haber cumplido su jornada laboral pactada.

Chile será el primero en Latinoamérica en contemplarlo en su legislación, al igual como lo tienen Italia, España Francia y Alemania. Hace mención que el teletrabajador tendrá derecho a 12 horas continuas de descanso y desconexión digital.

En España; la Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantías de los Derechos Digitales regula el derecho a la desconexión digital, como manifestación concreta del derecho al descanso de todos los trabajadores. Busca garantizar el respeto del tiempo de descanso, permisos y vacaciones de los trabajadores, así como de su intimidad personal y familiar.

La finalidad de la desconexión digital busca potenciar el derecho a la conciliación de la actividad laboral, la vida personal y familiar de los trabajadores.

A continuación; presentaré las Ventajas que va a generar la desconexión digital para los empleados:

  • Proteger el descanso efectivo de los trabajadores con el firme propósito de garantizar una mayor productividad, lo que beneficia a su vez a las empresas.
  • Descanso físico y mental del trabajador.
  • Busca un equilibrio entre la vida laboral y vida familiar.
  • Reducción de estrés laboral.
  • Identidad cultural con valores de la empresa.
  • Aumenta la confianza y comunicación entre directivos y empleados.
  • Aumenta el compromiso.
  • Mejora la reputación de las empresas al cuidar a su personal.
  • Motiva a los trabajadores e influye en su estado de ánimo.

pautas para implementarlo:

  • Se debe incluir en los contratos laborales la desconexión Digital a través de una cláusula: Se debe establecer que las horas que el trabajador haya estado efectivamente disponible (y no las que efectivamente haya trabajado) fuera del horario laboral, serán retribuidas como horas extraordinarias.
  • Los convenios colectivos deben promover el cumplimiento del horario laboral para mejorar la productividad y favorecer la conciliación de la vida personal y laboral.
  • Se deben realizar acciones de formación y sensibilización sobre un uso razonable de herramientas TIC. El empleador, debe elaborar una política de trabajo en la que definirán las modalidades de ejercicio del derecho a la desconexión digital.
  • Promueve las acciones de formación y de sensibilización del personal sobre un uso razonable de las herramientas tecnológicas que evite el riesgo de fatiga informática. Esto ayudará a integrar en la empresa la cultura de desconexión digital y que no se quede en un mero cumplimiento normativo.

Conclusión

  • El hecho de que las personas estén trabajando desde casa en ésta emergencia nos dejará un aprendizaje que marcará cómo será el futuro del trabajo.
  • Se debe regular la desconexión digital para que sea aplicado en el teletrabajo.
  • El empleador debe favorecer la conciliación de la vida personal y laboral.
  • Se integrará en el código de conducta y en el reglamento de trabajo éste nuevo derecho y ésta nueva forma de trabajar .
  • Debe ser parte de la cultura organizacional de la empresa.
  • Se debe concebir que éste derecho repercute directamente en la productividad de la empresa empresa.